Carta a D. Historia de un amor.

carta a d

En la contraportada de este libro (al menos en la edición que yo tengo) pusieron esta cita de Francisco Quevedo: «Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga». Carta a D. Historia de un amor es exactamente eso. No es un libro de ficción, sino una carta real con una intensidad profunda nacida del amor más genuino. André Gorz (más conocido como Gérard Horst o Michel Bosquet) fue un filósofo austriaco que vivió eternamente enamorado de su esposa, Dorine. Carta a D. surgió como el tributo máximo que hizo André a la relación con su mujer y, en esta carta, él cuenta cómo se conocieron, cómo aprendieron a hablar el idioma del otro, lo difíciles que fueron sus primeros años juntos al no tener solvencia económica y, sobre todo, cómo y cuánto impactó el uno en el otro. A través de la carta, André se cuestiona en repetidas ocasiones el no haber incluido más seguido a Dorine en sus escritos, o el haberlo hecho reflejando una imagen errónea de lo que ella significaba para él.

A mí me encanta leer este tipo de libros de no-ficción que demuestran que se puede tener una historia de amor hermosa y duradera. Soy fiel creyente de que el amor es la fuerza más grande y me entristece que cada vez menos las personas crean en él. Por eso rescato los libros de biografías o memorias que cuentan esas historias, porque devuelven la esperanza. Particularmente, me llama la atención que, lejos de que Carta de D. sea una historia cursi, es un relato verdadero contado en un momento difícil: cuando Dorine está muy enferma. Es un lindo gesto de parte del marido querer que su último libro fuera un homenaje al amor de su vida; sin embargo, no dejo de pensar que es un poco triste esperar hasta un extremo tan impactante (como una enfermedad grave o incluso la muerte) para hacerle saber a alguien cuánto lo apreciamos. Por supuesto, imagino que Dorine sabía perfectamente lo que su esposo sentía por ella, pero él mismo reconoce en varios lugares del texto que estuvo muy ausente por estar abocado a su trabajo de escritor, e incluso que no le dijo las suficientes veces que gracias a ella él, no solo se había encontrado a sí mismo, sino que también encontró las ganas de seguir existiendo. Creo que es una buena reflexión para tener en cuenta: no tenemos que esperar a estar en una situación precaria para decirle a las personas que amamos/apreciamos lo que sentimos por ellas, porque lo podemos hacer todos los días y sin excusas.

André y Dorine tuvieron una relación de 58 años y formaron una simbiosis al extremo de llevar a la literalidad la idea de no puedo vivir sin ti. En el 2008 los dos se suicidaron en su casa, confirmando lo que André había escrito para finalizar la carta: «A ninguno de los dos nos gustaría tener que sobrevivir a la muerte del otro». Tengo que confesar que eso me genera sentimientos encontrados porque, por un lado es romántico lograr un amor tan profundo y genuino y entiendo hasta qué punto puede ser muy difícil sobrellevar la ausencia de la persona que más se ama; pero por otro lado, no sé qué tan proactiva debe ser la intervención para terminar con la vida (propia y ajena). ¿Tú qué opinas de la decisión que tomaron Dorine y André?

Si tú hoy no le has dicho a alguien importante lo que significa para ti, ¿qué estás esperando?

Si tienes ganas de leer más, te invito a seguirme en Instagram: @explorando_historias
Y si te gustó, compártelo en tus redes sociales.

2 comentarios en “Carta a D. Historia de un amor.

  1. Hola Yesica. Vi la publicación que hiciste de este libro en tus historias de Instagram, así que decidí seguir tu consejo y venir a tu blog para leer esta historia de amor. Me parece un libro hermoso con un final de novela, pero da pena saber que no es ficción. 😔 Me apena que hayan optado por el suicidio, sin embargo los comprendo. Debe ser doloroso saber que nunca más verás al ser amado con quien has compartido tantos años, en especial cuando ves cómo la enfermedad la va consumiendo poco a poco. 😢

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por leerme. 💕
      Respecto a lo que dices de la historia, es una decisión muy valiente (¿y a la vez cobarde?). Pienso que de todas maneras tomaron la decisión con la lógica de que ambos ya eran bastante mayores y ya habían vivido todo lo que tenían que vivir. Es un acto de amor muy grande, lindo y feo al mismo tiempo. 🤔

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s