El problema de la autopublicación

2c9491ca-4a35-4399-b9a8-13025bd12db7

«Lamentablemente, en estos tiempos en que se ha perdido el valor de la palabra, también el arte se ha prostituido, y la escritura se ha reducido a un acto similar al de imprimir papel moneda». —Ernesto Sábato, Antes del fin.

Hace pocas semanas me pasó que tenía acumulada toda la ilusión con la que se empieza una nueva lectura. Había comprado un libro durante un viaje y lo tenía pendiente desde hacía meses, así que cuando por fin tuve el tiempo de sentarme a leerlo, tenía una gran expectativa. Al abrirlo, nada más en las primeras hojas, ya había encontrado varias erratas y algún que otro error de ortografía. Como he dicho en otras de mis publicaciones, yo soy correctora de estilo y ortotipografía, así que, aunque estoy acostumbrada a encontrarme este tipo de cosas en los manuscritos, encontrarlas en los libros impresos me hace dar ganas de dejar esa lectura. Sin embargo, este era un libro muy corto y me dije que era preferible darle una oportunidad y terminarlo. Tristemente, fue solo una decepción tras otra. La historia era pésima, los personajes eran demasiado lineales, el conflicto me resultó infantil e inverosímil, estaba lleno de clichés y muy mal desarrollado. Pero, lo que más me dolió, es que había errores ortotipográficos en, al menos, una de cada cinco hojas. Sentí como que acababa de leer un borrador que nadie se había tomado la molestia de releer antes de imprimir.

Así que decidí traer el tema de las autopublicaciones al blog porque últimamente me he topado con libros similares a ese que, al terminarlos, hubiera preferido no leer. Aclaro que no voy a mencionar ninguno en específico para no ofender a quienes los escribieron (y también a quienes hayan podido disfrutarlos —aunque, a decir verdad, si tú disfrutas libros mal escritos, deberías replantearte tus gustos literarios), pero la verdad es que podría hacer una lista extensa de títulos que, a mi criterio, no deberían estar circulando en el mercado porque no cumplen con los estándares básicos que se deberían tener en cuenta antes de imprimir y vender algo. Considero que cosas como buena redacción, buena ortografía, buen uso de la puntuación y coherencia en la historia no son exigencias del otro mundo, sino tan solo lo mínimo que se debería tratar de cuidar.

Quiero hacer énfasis en que no estoy en contra de los libros autopublicados. Sé que son una buena oportunidad para aquellas personas que llevan mucho tiempo esperando encontrar quién les publique/financie esa obra que se pasaron años escribiendo y que, al parecer, no es compatible con el perfil de ninguna editorial. Sin embargo, otras personas lo ven como una manera de hacer «dinero fácil», escriben cualquier cosa sin ningún cuidado y la mandan a impresión. Y a eso exactamente es a lo que va dirigida mi crítica: a ese mal uso que se le ha dado a la autopublicación con el único fin de hacer dinero, saltándose ciertos filtros y criterios que las editoriales con mucha trayectoria siempre respetan. Siento que es injusto con quienes han estudiado durante años para profesionalizarse en las distintas áreas que son necesarias en la literatura.

De nuevo aclaro: sé que hay libros malos que no son autopublicados y también sé que no todos los libros autopublicados son malos. Pero aquí no estoy discutiendo acerca de esa parte subjetiva que tiene que ver con la historia de la obra, sino justamente con la parte técnica que tiene reglas muy específicas de calidad: la edición, la maquetación y la corrección. Resulta muy evidente cuando esas cosas están mal hechas o cuando, directamente, no están hechas. Un libro autopublicado gira en torno a un cliente que paga por un servicio y es una manera de obtener un resultado seguro: quien paga, publica un libro. En cambio, la manera tradicional gira en torno a si la obra es competente y por eso presentar un manuscrito a una editorial seria es como jugar a la lotería, porque entran en juego distintos aspectos en la valoración y es mucho más complicado ser aceptado para publicación. Sé que, al final, solo se pretende vender y cada una tiene sus estrategias de mercadeo, pero ese no es mi punto, no se trata de empezar un debate acerca de cuál opción es más conveniente.

Ambas maneras de publicar son válidas y ambas tienen ventajas y desventajas. Sin embargo, mi gran aprensión respecto a las autopublicaciones es el hecho de que muchos «autores», en su afán de presumir que tienen un libro, eligen saltarse un conducto regular que es necesario y subestiman el trabajo de muchas personas. Por supuesto que, al ser correctora, mi posición al respecto puede ser sesgada, pero precisamente me hice correctora porque me gusta abrir un libro y que esté bien escrito y con todos los detalles muy cuidados. Mi amor por la literatura es tan grande, que quiero que todos los libros sean perfectos (o lo más cercano a eso, claro). Todos sabemos que los libros son la manera de propagar y mantener el lenguaje escrito, así que pasar por alto las reglas del idioma me parece una gran pérdida cultural. Es cierto que todos cometemos errores y que una coma mal puesta o una tilde olvidada no son crímenes, pero sí es de muy mal gusto que una persona que paga por un libro y tiene la ilusión de leer algo bueno, al abrirlo se lleve una gran desilusión. Al ser correctora, comprar un libro y que esté lleno de errores, lo tomo casi como una ofensa personal (¡Ey! Hubieran podido pagarme a mí).

Algunas personas argumentan que los servicios profesionales de diseño y corrección son muy caros, y tienen razón. Pero es que el trabajo vale, ¡y la calidad mucho más! Además, el trabajo de esas personas (incluida yo) es, precisamente, mejorar los manuscritos para sacarles todo el potencial que tienen y lograr que estén al nivel de publicación y distribución para que sean competentes en el mercado. Así como esos autores desean que se valoren sus libros, deben valorar el trabajo de otros. Entiendo que hay personas con muchísimas ganas de publicar un libro a costa de lo que sea, pero hay que tener cuidado con eso. Si tú tienes una idea increíble y deseas autopublicarla, ¡adelante! Pero, por favor, asegúrate de hacerlo con calidad y déjate asesorar por profesionales. Apresurarte a publicar cualquier cosa con cualquier editorial de autopublicación en muchos casos es autosabotaje. Es preferible ahorrar un tiempo y poder pagar a quien pueda lograr que un libro bueno se convierta en uno excelente. Personalmente, considero mucho más escritor a alguien que ha publicado un solo libro maravilloso, que a alguien que ha publicado cincuenta libros malos y con mala ortografía.

¡Hay que cuidar la literatura! Si deseas hacer un aporte a ella, procura que sea para sumarle y no para restarle.

Si tienes ganas de leer más, te invito a seguirme en Instagram: @explorando_historias
Y si te gustó, compártelo en tus redes sociales.

14 comentarios en “El problema de la autopublicación

  1. El problema es justo ese que tú dices: aunque el autor/a tenga muchas ganas y una idea fantástica, si no acude a un profesional que le ayude a corregirlo, luego acaba libros como el de tu última experiencia. Es verdad que es mucho dinero el que se deben de gastar tanto en autopublicar como para corregirlo, pero al final tienen que decidir si quieren crear algo de calidad o no. Y tú lo sabrás de sobra porque es tu trabajo, pero no se valora adecuadamente el trabajo de traductores/as y correctores/as. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Coincido con tu análisis. Habría que preguntarse qué interés ponen las editoriales de autopublicación en los trabajos que les acercan. Desde ya que coincido en no hacer una lista sobre ésos libros mal escritos pero quizá si valga la pena hacer una lista sobre aquellas editoriales de autopublicación que sí respetan el trabajo de los escritores!

    Le gusta a 1 persona

    • Es una buena idea, tienes razón. Sería una gran guía para quienes están pensando en autopublicar. 😄 Ahora las editoriales grandes y tradicionales también están sacando sus sellos de autopublicaciones, tal vez ese sea un buen comienzo.

      Me gusta

  3. En mi opinión el problema no está en qué sean autopublicados o no, el problema está en la forma de hacerlo. Yo autopubliqué mi primer libro. El segundo, probablemente, también lo autopublique, pero siempre pasando previamente por manos de profesionales. No se me ocurriría, jamás, publicar un libro sin pasar por corrección.
    Lo de hacerlo por ganar dinero, creo que todo es cuestión de suerte, se invierte mucho dinero y es difícil, más como autopublicado, llegar a un gran público.
    Creo que a todas nos ha pasado lo de leer libros que dañan los ojos. A mí me ha pasado con uno recientemente y lo más sorprende es que el libro tiene éxito y vende, cosa que no entiendo.
    Si os preguntáis porque, muchas veces, decidimos autopublicar… Os diré que la gran mayoría de las veces, ni siquiera enviamos el manuscrito a ninguna editorial. En mi caso, escuché a tante gente que ha tenido problemas con editoriales, bien sea porque no cumplen lo acordado o, simplemente, porque no les pagan, que realmente me da miedo acercarme a ellas.

    Me gusta

    • Sí, tienes razón. Yo creo que ambas maneras de publicar son válidas y conozco las razones por las que la autopublicación se está volviendo cada vez más popular. Me parece buenísimo que tú seas de las personas que quieren que su libro tenga una calidad excelente; conozco personas a quienes no les importa y a ellos va dirigida mi crítica.

      Me gusta

      • Cada uno tiene su opinión pero, por mi parte, si leo un libro lleno de fallos me costaría volver a leer algo del mismo autor. También, hay veces, que el corrector se come alguna errata, pero no es lo mismo encontrarte algún pequeño detalle que se le ha escapado, que encontrarte todo el libro con faltas de ortografía e incoherencias.

        Le gusta a 1 persona

      • Por supuesto, nadie es perfecto. Por eso en las editoriales más grandes el trabajo de corrección lo hacen varias personas y se deben pasar varias pruebas. Pero sí, al final, saltarse todo el proceso de edición/corrección es prácticamente autosabotaje.

        Me gusta

  4. Coincido contigo en todo lo que señalas. Pienso que el porcentaje de libros autopublicados que cumplen con un mínimo de calidad en muy pequeño, lo que nos hace quedar muy mal a los que hemos publicado un libro por este medio. Creo que es imperdonable que alguien que escribe y que por tanto debería valorar el lenguaje no ponga atención a que su texto esté correcto, ya no hablemos de tener valores literarios.
    La cosa es que a las empresas de libros autopublicados sólo les interesa vender, y publican lo que sea. Otro asunto es que casi nadie quiere pagar, mucho menos en algo que te ofrecen como gratuito.
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 1 persona

    • Tal cual, Gildardo. Lo dije en un comentario anterior; un escritor que no pone atención a la calidad de su publicación prácticamente se hace autosabotaje. Y es cierto que hay libros autopublicados muy buenos (y libros publicados tradicionalmente que son muy malos), y es triste que queden dentro de estereotipos de baja calidad por culpa de lo que está generalizado. 😕

      Me gusta

      • Olvidé decir que en lo único en lo que no concuerdo es en que se haga para ganar dinero. La verdad no creo que sean libros que se vendan. Es pura vanidad, esa presunción de decir que publicaste un libro.
        También olvidé decir que me gustó tu blog, así que espero seguirte viendo.
        Abrazos.

        Le gusta a 1 persona

      • Tienes razón. Yo sé que no todos tienen en la cabeza publicar un libro solamente para ganar dinero, pero conozco casos en los que sí es así y por eso me parece triste. Las personas que escriben de corazón y con mucho esfuerzo quieren otra cosa. ☺️

        Muchas gracias por tu apoyo. 💕

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s