Sobre escritura

La bitácora del escritor

¿Alguna vez has escuchado hablar de la bitácora del escritor? Si no tienes ni idea de lo que es, te recomiendo que sigas leyendo, porque se trata de un método de organización de ideas que puede ser un gran apoyo en tu proceso de escritura, ya que te mantiene en un estado de creatividad constante y ayuda combatir el tan temido bloqueo escritor.

A lo largo de los años he asistido a muchas clases, cursos y talleres de escritura creativa. Si bien en todos he ido adquiriendo herramientas y conocimientos diferentes, hay algo en común en lo que todos mis profesores han hecho énfasis: la importancia de llevar una bitácora. Pero ¿qué es y cómo funciona?

Una bitácora es como una caja de ideas en la que vas guardando todas las piezas de un gran rompecabezas.

Qué es la bitácora del escritor

Se trata de un método de organización que te permite tener todas tus ideas clasificadas por categorías y juntas en el mismo lugar. Es una herramienta muy personal (independientemente de si es pública o privada), que, en muchos casos, se convierte en un estímulo para seguir escribiendo.

Lo ideal es que sea en formato físico y que tenga suficiente espacio para que puedas escribir a mano, pues está comprobado que así retenemos mejor la información, somos más creativos y detectamos más fácil nuestros errores de escritura.

Aunque puedes usar un cuaderno o una agenda, yo prefiero la opción de comprar un archivador de tres anillos, pues así puedes ir cambiando las hojas de lugar en caso de ser necesario.

Qué debe contener

En realidad, el contenido de una bitácora depende de cada autor y va cambiando a medida que se usa. Lo importante es que tenga categorías claras que tengan sentido para ti.

A manera de guía, a continuación te dejo algunas sugerencias que puedes implementar para empezar.

Ideas

A todos nos ha pasado que las ideas se nos vienen a la cabeza en momentos inesperados —en el transporte público, en la ducha, en la fila del banco—, así que, en vez de anotarlas en una servilleta que luego vas a perder, coge tu bitácora y utiliza este espacio para anotar todo lo que se te ocurra: nombres de personajes, títulos, escenarios, conceptos (celos, injusticia, traición, venganza, etc.). Recuerda que luego puedes mover las hojas y acomodarlas en otras categorías.

Personajes

Aquí la idea es que ahondes un poco más en la personalidad de cada uno de tus personajes. Anota sus gustos, sus motivaciones, sus inseguridades. Indaga en su moral y averigua quiénes son planteándoles situaciones hipotéticas: ¿Cómo reaccionaría mi personaje si…?

También puedes describirlos físicamente y crearles un pasado.

Situaciones

Este es el apartado en el que puedes sacar a flote toda tu creatividad y anotar todas las ideas que tengas para crear un conflicto, ¡sin importar qué tan disparatadas puedan parecer a primera vista!

¿Qué pasaría si un personaje con fobia social decide salir a la calle y todos lo confunden con un famoso?

¿Qué pasaría si un personaje, solo para vengarse de su psicólogo, decide suicidarse?

¿Qué pasaría si alguien decide hacer correr un rumor sobre sí mismo y el experimento se le sale de las manos?

Aquí puedes poner en práctica este ejercicio de escritura creativa:

Haz una lista de veinte palabras al azar (¡no se vale pensarlas demasiado!). Cuando la tengas, coge la primera palabra y la última (o pídele a alguien que te diga dos números) y júntalas en una frase. ¿Se te ocurre alguna historia con eso?

Diálogos

Este es el lugar perfecto para que anotes:

  • palabras específicas que te despierten algo interesante,
  • palabras que relaciones con alguno de tus personajes,
  • frases que creas que pueden decir tus personajes,
  • citas bibliográficas (ya sea que estén relacionadas con el contenido de tu texto o que simplemente te ayuden a motivarte),
  • conversaciones entre tus personajes.

Imágenes

Las imágenes son una gran fuente de ideas, así que te conviene guardar las que creas que son relevantes para tu proyecto.

Aquí puedes guardar:

  • recortes de revistas,
  • tus propios bocetos (de personajes, de tus casas, ciudades, pueblos, reinos),
  • nombres de pinturas que te inspiren,
  • imágenes que imprimas de Pinterest o Google.

Lo importante es que tengas esas referencias visuales a la mano para que puedas utilizarlas siempre que sea necesario.

Notas personales y reflexiones

Este apartado de la bitácora funciona como diario personal y puede tener el formato que prefieras (párrafos cortos, cartas a ti mismo o otra persona, listas, ¡lo que necesites!).

Es fundamental que en este espacio seas lo más honesto que puedas, pues, al fin y al cabo, es una sección que solo vas a leer tú. Anota tu proceso, tus emociones, tus pensamientos, haz autocrítica. Incluso si tuviste un mal día de escritura, ¡escribe por qué!

Lo ideal es que aquí escribas todos los días, aunque tampoco hay necesidad de que te presiones.

Correcciones/revisiones

Aprovecha esta categoría para anotar las cosas que debes tener en cuenta para revisarlas en el futuro.

En esta publicación di cinco consejos de corrección de estilo que te pueden servir de guía, pero, además, puedes hacer anotaciones que te ayuden a mantener la coherencia en de la historia. Por ejemplo: No olvidar que en el capítulo 3 el personaje iba vestido de rojo o Reducir el uso de los adverbios terminados en «-mente».

Extras

Esta puede ser una sola categoría miscelánea o varias categorías sueltas.

Puedes incluir:

  • sueños (a veces en los sueños se nos ocurren ideas maravillosas),
  • fragmentos de libros,
  • lista de lecturas relacionadas,
  • citas bibliográficas.

Recomendaciones

  • Tu bitácora debe tener el tamaño ideal para que puedas llevarla a todas partes (eso depende de ti, de qué tanto te desplaces durante el día, de qué tan grande sea tu maleta, de cuántas categorías quieras incluir…).

  • Decórala como más te guste. Tu bitácora debe ser algo que quieras usar, que te inspire. Por eso, dependiendo de tu gusto personal, puedes comprar un archivador que ya tenga algún diseño o decorarlo tú mismo; comprar hojas con cuadrículas, renglones o en blanco; agregarle stickers o post-its; usar marcadores de colores o tener todo en negro. Esto es algo que decides solamente tú.

  • Procura que sea honesta y espontánea y no descartes nada antes de tiempo. Quizás a primera vista parezca que una idea no es lo suficientemente buena o que el nombre para tu personaje no es el adecuado: ¡no importa! Anótalos de todas maneras y guárdalos en tu bitácora durante un tiempo. Es posible que a medida que acumules más material se vayan creando las conexiones para que todo tenga sentido. En todo caso, si algo de lo que anotas no te sirve para tu proyecto actual, puede que te sirva para el próximo.

  • ¡No juzgues tu bitácora! No hay una sola manera de llevarla, ni tampoco una forma correcta o incorrecta, no tiene que verse linda ni ordenada necesariamente. Lo único que te debe importar es que tenga sentido para ti.

Beneficios de llevar una bitácora

Como ves, una bitácora es como una caja de ideas en la que vas guardando todas las piezas de un gran rompecabezas. Lo más conveniente es que las vas a tener todas en el mismo lugar en vez de tener anotaciones sueltas en servilletas arrugadas, que luego olvidas dónde dejaste.  

Cuando ya tengas suficiente material, puedes reacomodarlo en diferentes categorías (puedes pasar una hoja de ideas a personajes, de sueños a ideas, de conceptos a diálogos, etc.). Casi sin darte cuenta tendrás una excelente base para armar tu historia y habrás coleccionado información suficiente para mantenerte inspirado y con ganas de seguir creando.

¿Conocías el método de la bitácora del escritor? ¿Qué otros métodos de organización o herramientas de escritura conoces/usas?

Si tienes ganas de leer más y de practicar tu ortografía, te invito a seguirme en Instagram: @explorando_historias
Y si te gustó, compártelo en tus redes sociales.